Página principal

Asistimos estos días a una polémica al respecto de la próxima aprobación por el pleno municipal de la ordenanza de terrazas de Oviedo. Desde ASPAYM Principado de Asturias, como entidad representativa y defensora de los derechos de las personas con discapacidad, queremos aportar nuestra opinión.

Dicha ordenanza como apunta el edil ovetense "Es un texto pionero en España que apuesta por una ciudad accesible para todos" y cuando se remarca esta circunstancia es porque el citado texto prioriza la libre circulación de las personas (todas) ante la, sin duda, loable iniciativa comercial.

Los viales y los espacios públicos son ante todo eso, públicos. Entendemos que no ha de anteponerse su explotación comercial a los fines primarios: el tránsito, la circulación y el ser lugar de concurrencia y de encuentro social. No cabe duda que las terrazas son un factor más del atractivo de la ciudad a la par que generan riqueza. Creemos, no obstante, que se deben priorizar los derechos de todos/as antes que los intereses particulares. Esta ordenanza pide desde su articulado terrazas para todos, terrazas inclusivas.

El texto es también una adecuación al cumplimiento de normas sobre accesibilidad que son de ámbito estatal y autonómico y en algunos casos va más allá en favor de los “colectivos tipo” que se ven beneficiados por el aumento de esa accesibilidad (los mayores, las personas con discapacidad, las personas con lesiones temporales, los padres o las madres con carritos de bebés, etc.)

Las ciudades aumentan su atractivo turístico cuando son amables, acogedoras y transitables por todos, sin obstáculos, con las mejores condiciones posibles de seguridad en su tránsito y de convivencia en su disfrute.

Se olvida, desconoce u obvia la Asociación de Hostelería de Asturias que la accesibilidad es un factor de negocio muy interesante. Oviedo no solo es disfrutado por sus vecinos, además es un destino turístico muy importante y el turismo accesible tiene un público amplio, puesto que además de beneficiar a personas con discapacidad y personas mayores también beneficia a personas con situaciones transitorias que pueden generar discapacidad, como personas que han sufrido un accidente, con una enfermedad o mujeres embarazadas. Por extensión, los beneficios incluyen a todas las personas, por la vinculación de la accesibilidad con la calidad, la comodidad y la seguridad.

Son muchas las ventajas económicas que aporta un negocio accesible, citaremos algunas:

  • Permite ampliar la clientela a todas las personas.
  • Incrementa la proporción de clientes, en tanto que las personas con discapacidad son más propensas a viajar o salir acompañadas.
  • Las personas con discapacidad son prescriptoras, es decir, si la persona con discapacidad no puede visitar un espacio, tampoco lo harán sus acompañantes.
  • La fidelidad de las personas con discapacidad a los lugares donde son bien acogidas es muy alta.
  • Muchas personas con discapacidad o personas mayores no son activas laboralmente por lo tanto tienen más tiempo libre para consumir bienes y servicios.
  • Un negocio accesible es un negocio con calidad ya que las inversiones en accesibilidad crean espacios y servicios con más valor añadido.
  • Un negocio accesible refuerza su imagen y su reputación al posicionarse como cumplidor de la legislación y como responsable socialmente… Todos estos son factores de sostenibilidad.

Desde ASPAYM Principado de Asturias no podemos más que felicitarnos y dar todo nuestro apoyo a esta ordenanza que pronto verá la luz. Esperamos que la ciudadanía no caiga en la engaño de firmar esa campaña que anuncia la Asociación de Hostelería de Asturias en pro de terrazas sectarias.

Oviedo sebe ser para todos/as.
 

Fdo.: Junta Directiva de ASPAYM Principado de Asturias.