Página principal

La alimentación es muy importante para encontrarse bien física y anímicamente.

En el lesionado medular, la alimentación, juega un papel aún más importante, ya que por la falta de movilidad gasta menos energía y hay que cuidar mucho el peso y complicaciones como digestiones pesadas, estreñimiento, etc.

La alimentación debe ser EQUILIBRADA, es decir,  debe ser variada y repartida en 5 COMIDAS AL DÍA.

A continuación, se exponen una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

Las proteínas son muy importantes por sus funciones, sobretodo estructurales, así como las vitaminas y minerales.

 La vitaminas A  y C ejercen función sobre la piel y aumentan las defensas. La vitamina B actúa en el sistema nervioso. La vitamina D tiene función sobre los huesos.

Entre los minerales son muy importantes el calcio para evitar la osteoporosis y posibles fracturas, el hierro para evitar anemias, el fósforo, el magnesio.

El consumo de legumbres es muy bueno por los nutrientes que aporta, pero no conviene abusar demasiado por los gases que producen en su digestión.

El pescado y la carne son muy necesarios pero hay que llevar a cabo un control de su ingesta.

Los lípidos no se deben excluir de la dieta, pero conviene controlar su ingesta por la cantidad de calorías que aportan para evitar el sobrepeso y la obesidad.

Es muy importante el consumo de frutas y verduras por la cantidad de vitaminas, minerales y fibra que aporta. La fibra es muy necesaria para evitar el estreñimiento, pero siempre sin abusar de ella y controlando la cantidad que se ingiere.

El agua es imprescindible beber de 1,5l. a 2l. como mínimo para el buen funcionamiento del riñón, evitar infecciones urinarias y evitar el estreñimiento.

Una correcta alimentación es necesaria para nuestra salud.

 

Pide consejo a nuestra dietista si deseas mantener un control sobre tu alimentación o una dieta específica.